Alguna vez te has preguntado, ¿qué es lo peor que nos puede ocurrir?

res

Pues No! No es morir!…Es llegar al final de nuestros días y descubrir que no hemos vivido de la manera como queríamos ; es llegar a la conclusión que dormimos a nuestros sueños a cambio de una vida que creíamos “segura”, con la idea de “ más vale es estar seguros que lamentarnos”…y, como alguna vez lo leí de Paul Meyer: ”de ser así, lo más seguro es que estemos inseguros y lamentándonos”.

A veces posponemos nuestros sueños, a cambio de quedarnos con aquello que es parte de nuestra vida pero que no nos hace sentir vivos, simplemente porque es a lo que nos acostumbramos y que, a fin de cuentas, ya conocemos: una Zona de Confort, que se ha convertido en Inconfort.

Si sientes que eres una de estas personas, es probable que ya estés bombardeando tu cabeza con ideas como “es fácil decirlo, pero…”, “es que debo de…”, “no puedo porque tengo que…” relacionadas  mayormente a la familia, dinero, y salud. Por un momento permítete bajarle el volumen a estas ruidosas justificaciones y continúa leyendo.

Te propongo lo siguiente: piensa en algo que quieres cambiar o mejorar en tu vida; ¿lo tienes? Ahora bien, qué te impide  conseguirlo?…Espera! piénsalo con calma y honestamente: ¿ Cuál es la verdadera razón por la cual no puedes ir rumbo a ese cambio o mejora que quieres?

Me atrevo a decir que el verdadero obstáculo a comenzar a vivir abiertos a lo que la vida trae para nosotros, somos NOSOTROS mismos; y este es 1er paso que debemos tomar: “Hacernos 100% responsables por la vida que queremos vivir

Y aquí hay dos opciones: te dejas llevar por la vida, o  tú comienzas  a llevarla. Yo espero, de corazón, que optes por la segunda y  te des la oportunidad de tomar de una vez las riendas de tu vida.

Revisa la propuesta que trae “MI 2016”, el Coaching Notebook donde te comparto las herramientas con las que logré atravesar la barrera de la conformidad y el miedo a la vida. Acepta el reto!

“La vida no consiste en acertar ni en ir a lo seguro, sino en intentar, aprender y crecer”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *