LOS  ANCLAJES

Son herramientas que nos  ayudan a recordar  algo que queremos obtener en nuestras vidas, y en consecuencia, a mantener el enfoque:

– Lograr una meta

– Cultivar un valor

–  Adquirir una creencia

– Promover un estado de ánimo.

– Crear un nuevo hábito, entre otros.

El poder de los anclajes  reside en que estos se convierten  en disparadores que activan una emoción positiva en nosotros, generando así la inyección necesaria para seguir adelante hacia lo que queremos lograr.

Existen anclas visuales, auditivas y quinestésicas; es súper importante que identifiques lo que funciona más para ti, aquello que genere más impacto en ti;  y eso dependerá obviamente si eres más visual,  auditiva o quinestésica.

¿ Eres de las persona que se deja llevar más por algo que ves, por lo que oyes o por lo que sientes, o una mezcla de ellas?

Por si aun no lo tienes muy claro, aquí algunas pistas básicas que te  pueden dar una idea del tipo de persona que eres:

  • Visuales: hablan por lo general bastante rápido, y usan términos como: veo que…, estoy notando esto, me parece que…
  • Auditivas: hablan claro y fuerte, y sus términos son: esto me suena a.., esto resuena en mí.
  • Quinestésicos, hablan pausado y entre sus términos están: siento que.., esta situación me late a…

Aquí algunas ideas de anclajes:

  • anclas4Una fotografía en un lugar visible
  • Un mensaje como fondo de pantalla
  • Un gesto relacionado a una experiencia del pasado.
  • Un video de un logro pasado.
  • Recordatorios en mi equipo computador ( usando una frase, una figura, etc)
  • Una alerta en mi celular con un mensaje en particular
  • Buscar un cómplice, alguien con quien haya compartido mi meta, o que sea parte de ella.
  • Una canción programada cada cierto tiempo.

Algunas preguntas que pueden ayudarnos a crear nuestras anclas personales:

  • ¿Qué puedo tener a mano para recordar esta meta?
  • ¿Con qué puedo ir viendo mi progreso en lo que me he trazado?
  • ¿Cómo puedo sentir que estoy avanzando?
  • ¿Qué puede indicarme/decirme que estoy avanzando?
  • ¿Qué puede ayudar a cambiar mi ánimo ante un obstáculo?
  • ¿Cómo puedo recordar  vivir más este valor personal?
  • ¿Cómo puedo revivir más esta experiencia?

Por ejemplo, yo soy bastante visual y quinestésica,  y para recordarme que hay otras formas creativas de encontrar soluciones antes las dificultades pues puse el cuadro de mi habitación  al revés; este anclaje es el disparador que me ayuda en mis momentos de bloqueo.

Ahora tu turno, cuál es tu mejor ancla?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *