¿Sabes qué hacer cuando quieres cambiar tu estado emocional, por ejemplo pasar de la rabia al perdón, o del desánimo a la esperanza? Pues hoy quiero compartir contigo una propuesta muy funcional para cuando quieras crear un nuevo estado emocional.

Se trata de 3 factores que pueden pasar desapercibidos pero que tienen un gran impacto en nuestras emociones. Conócelos y úsalos a favor:

ENFOQUE

Respóndete a las siguientes preguntas:

  • ¿A qué le estoy prestando atención?
  • ¿A dónde dirijo mi energía?
  • ¿Pienso más en el pasado, en el futuro, o en el presente?
  • ¿Veo más Problemas o veo Oportunidades?
  • ¿Veo más el Reto o la Dificultad?

Emociones Enfoque

Si te estás fijando más en lo negativo, tanto si lo piensas, miras, escuchas o dices, toma conciencia de esto y esfuérzate en enfocarte en lo positivo de cada situación. Está bien que planifiques tu futuro, pero vive tu presente, saborea las cosas de la vida, que no pase desapercibido un atardecer, el saludo del vecino, etc . Desarrolla el sentido de la  abundancia en tu vida, elimina el de escasez, que es la que te controla cuando hablas de carencias, de la falta de …, etc. Ya en sí, esto es un reto, tómalo! No te distraigas en lo que te puede costar hacerlo, recuerda que se trata de cambiar lo que se haya vuelto una costumbre en una nueva forma de enfocar  más positivamente  las cosas.

Entonces, la propuesta es desarrollar este  enfoque positivo, ¿y cómo?

Cuando estés mirando el lado negativo de algo, identifica la intención positiva que hay detrás de dicho enfoque,  de esta manera conseguirás por un lado, entenderte y ser más comprensivo(a) contigo mismo(a), y por otro, te ayudará a encontrar una versión positiva para la misma intención. Por ejm: cuando estés criticando, mirando lo negativo en otros, puede que tengas la intención positiva de sentirte importante o sentirte parte de un grupo. ¿Cómo puedes lograr eso mismo partiendo de un enfoque más positivo? Te sorprenderás cuántas opciones positivas encontrarás.

También tienes “nuevamente “  la práctica de gratitud, infaltable para fomentar  el enfoque positivo y tu sentido de abundancia: piensa a diario en cada cosa que hay para agradecer, escríbelo, y al hacerlo, siéntelo…repito: siéntelo!!

 

LENGUAJE

Respóndete a las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo me hablo a mí mismo(a)?
  • ¿Qué me estoy diciendo con frecuencia?
  • ¿Cómo es la relación conmigo mismo(a)?

Emociones Palabras1

 

Sé muy sincero(a) con tus respuestas y toma conciencia sobre el  lenguaje que usas hacia ti. Te ayudará a darte cuenta cómo te ves y te tratas a ti mismo(a) frente a situaciones adversas.

Cuando estés estancada en una emoción que no te aporta, escribe lo que sientes e identifica cuántas palabras negativas te dices, reconoce cuánta energía te quitan estas palabras, cuánto te paralizan y limitan tu vida… Ya sabes que sólo se puede cambiar lo que se conoce, así que este es el primero paso!.

Luego realiza el ejercicio de las afirmaciones, que suelen funcionar muy bien; no sé si lo dije antes, pero el secreto está en la intención que ponemos al decirlas, y las emociones que involucramos, por eso yo los llamo mantras: declaro la afirmación imaginando que cada palabra sale de lo más profundo de mi corazón, para poder sentir y crear esa nueva realidad dentro de mí. Establece tu rutina para tus afirmaciones, para ir creándote el hábito.

Por ejm cuando te sientes  víctima de las circunstancias, con emociones que no te están aportando nada bueno ¿qué te dices? Escríbelo, toma conciencia y busca una afirmación breve que puedas memorizar rápidamente, como “soy una persona valiente”, “tengo lo necesario para crear algo nuevo” ; te aviso que los resultados no son tan inmediatos, así que no te des por vencido(a) pensando que esto no funciona para ti, persiste hasta que tu afirmación  se convierta en tu nueva realidad interna.

Otra practica útil, es crearte el hábito de felicitarte por algo que hiciste bien, por más sencillo que sea, hazlo de manera diaria y cuando menos lo esperes te estarás hablando con más amor y, en consecuencia, usando un lenguaje más positivo.

FISIOLOGíA

Aquí más que preguntas, es importante que te fijes en :

  • Tu cuerpo, y cuál es la posición que habitablemente tienes.
  • El tono de tu voz.
  • Tu mirada.

emocionsl fisiologis11

 

 

De hecho la fisiología es lo que más rápido impacta en tu estado emocional, por lo que usarla a favor tiene el mismo efecto, es decir, es la forma más rápida y fácil de cambiar y crear un nuevo estado emocional.

Es muy sencillo; por ejemplo, fíjate cuando estés triste ¿cómo es la posición de tu cuerpo? Tal vez algo encorvado, hombros caídos, ¿y cómo es tu voz? Probablemente hables bajo, con desgano ¿y qué decir de tu mirada? De seguro algo apagada, ¿verdad? Puedes cambiarlo  simplemente moviéndome de inmediato, sacude tu cuerpo, ponte más erguido(a), camina más rápido, haz ejercicios (o al menos uno). Lo que quiero que te quede grabado es que tu cuerpo es lo que más rápido y fácil puedes gestionar para cambiar tu estado emocional, úsalo!

Existe una conocida postura, le dicen “la postura del poder”, que ayuda mucho a sentirnos empoderados de una situación; es aquella de las manos  detrás de la cabeza y hombros para atrás, barbilla levantada y sonríes; si lo haces sentado(a): ligeramente recostada y manos para atrás en la nuca, estirando las piernas y sonríes. Haz la prueba.

Y recuerda: No hay emociones buenas ni emociones malas. Según estudios psicológicos y médicos, se dice que existen 6 emociones básicas: alegría tristeza, asco, miedo, enfado y sorpresa, lo que no significa que sean las únicas puesto que de  ellas derivan muchas más. (En otro post te contaré algo más de esto); identifica aquellas que están limitándote, restándote y dejando de aportar a tu vida, y ponlas en práctica para cambiar a un mejor estado emocional que te sume…me cuentas qué tal te va!

¡Gracias por compartir!